Tag Archives: Provida

DECLARACIÓN DE MONSEÑOR JOSÉ H. GOMEZ, ARZOBISPO DE LOS ÁNGELES, SOBRE LA LEGALIZACIÓN DEL SUICIDIO ASISTIDO EN CALIFORNIA

Image result for Arzobispo Jose GomezCalifornia se convertirá en el quinto estado del país en permitir a los médicos recetar medicamentos letales a los pacientes que los soliciten.

Con la nueva ley de “Opciones para el final de la vida” (End of Life Options) estaremos cruzando una frontera: de ser una sociedad que se preocupa por aquellos que están envejeciendo y están enfermos, a una sociedad que mata a aquellos cuyo sufrimiento ya no podemos tolerar.

Los líderes de nuestro gobierno nos dicen que el conceder el derecho a elegir una muerte prescrita por el médico es algo compasivo, que confortará a los ancianos y a las personas que enfrentan la enfermedad terminal y crónica.

Pero matar no es preocuparse por la persona. La verdadera compasión significa caminar con los que están sufriendo, compartiendo su dolor, ayudándoles a sobrellevar sus problemas. Amar al prójimo como a uno mismo no es un deber que cumplamos dándole a nuestro prójimo una dosis letal de pastillas.

El suicidio asistido manifiesta una falta de solidaridad y no hará sino aumentar el sentimiento de aislamiento y soledad que mucha gente experimenta ya en nuestra sociedad. Con esta nueva ley, estamos abandonando a nuestros prójimos más vulnerables y frágiles, calificándolos como “no dignos” de nuestros cuidados, atención, y como un “gasto excesivo” para nuestros limitados recursos sociales.

Esta nueva ley va a empeorar las desigualdades en nuestro sistema de salud. Los ancianos pobres de hecho ya tienen muchas menos opciones de tratamiento y mucho menos acceso a los cuidados paliativos y a los servicios prestados por los asilos para ancianos.

En un estado en el que millones de personas son obligadas a confiar en los cuidados subsidiados por el gobierno, ¿cómo imaginar que el gobierno continuará pagando durante meses y tal vez durante años por tratamientos costosos en lugar de prescribir más bien un barato frasco de píldoras para el suicidio?

Y ante el creciente número de personas de edad avanzada que sufren de Alzheimer y de otras formas de demencia, ¿cuánto tiempo pasará antes de que empecemos a escuchar peticiones de que se ofrezcan “opciones compasivas” para aquellos que ya no pueden elegir o hablar por sí mismos?

Este es el peligro de esta nueva ley: la muerte que algunos exigen para sí mismos hoy, puede llegar a ser una “elección” que muchos no podrán rechazar mañana.

La lógica del suicidio asistido conduce inevitablemente a que, esencialmente, sean los administradores del gobierno y los administradores corporativos quienes decidan qué vidas vale la pena salvar y cuidar, y cuáles otras sería mejor que murieran. Los criterios para estas decisiones siempre serán arbitrarios y el proceso implicado en ello siempre conllevará a que los fuertes y los poderosos decidan el destino de los débiles y menos influyentes dentro de la sociedad. Este es el comienzo de la tiranía.

Los californianos merecen y deben exigir algo mejor de nuestros legisladores. El hecho de darles a los médicos una licencia para matar no es liderazgo en cuanto a la atención médica.

El 9 de junio, cuando esta nueva ley entre en vigor, tendremos todavía los mismos problemas que actualmente hacen que en California la gente tenga miedo a envejecer o convertirse en enferma o discapacitada.

Contaremos todavía con un sistema de seguro médico que asigna precios que están fuera del alcance de la gente común a los medicamentos para el alivio del dolor, y que hace casi imposible para ellos poder recibir los cuidados paliativos y otros servicios que necesitan para vivir sus últimos días con dignidad.

El 9 de junio, los trabajadores de los hogares para ancianos todavía estarán sobrecargados de trabajo y mal pagados, y sus condiciones de trabajo harán que sea difícil para ellos proporcionar una atención médica de calidad con excelencia y compasión. Las facultades de medicina seguirán sin proporcionarles a los futuros médicos y profesionales de la salud una formación adecuada en los cuidados paliativos y en el tratamiento para el final de la vida.

Estos son los problemas reales que hacen que la perspectiva de una enfermedad terminal y la muerte alarme a personas en California. Hago un llamamiento a los líderes reflexivos en la legislatura y la profesión médica – ahora es el momento de unirnos y empezar a abordar estos temas de manera decisiva.

También hago un llamamiento a los médicos, enfermeras, administradores de salud, hospitales y centros de atención – esta nueva ley protege los derechos de la conciencia. No obliga su cooperación o participación.

La respuesta correcta a una ley injusta es la objeción de conciencia. Y ésta es una ley injusta.

Ayudar a los pacientes a que se suiciden niega a los pacientes su dignidad y disminuye la humanidad de quienes están a cargo de ellos. Los profesionales médicos están llamados a ser servidores de la vida, no los dispensadores de la muerte.

Todos nosotros en California necesitamos orar y trabajar para reconstruir una cultura de dignidad humana frente a esta ley injusta. Debemos proclamar y demostrar con nuestras acciones que toda vida humana es preciosa y sagrada, y es digna de nuestra atención y protección, desde la concepción hasta la muerte natural.

Una persona no deja de ser una persona, no pierde su dignidad o el derecho a la vida, sólo porque él o ella pierde ciertas capacidades físicas o mentales. De hecho, es cuando la persona es más vulnerable a la necesidad de nuestra compasión y amor.

Oremos por nuestro gran Estado de California al entrar en este nuevo momento.

Que Dios nos dé a todos el valor de hacer lo que es correcto. Y que nuestra Santa Madre María nos ayude a ver que todo el mundo es un hijo de Dios y que todos somos hermanos y hermanas llamados a amarnos y a cuidarnos unos a los otros.

 

La gobernadora de Buenos Aires se manifiesta en contra de la despenalización del aborto

Y A SU VEZ PIDE NO CRIMINALIZAR A LAS MUJERES QUE ABORTAN

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se expresó ayer en contra de la despenalización del aborto, aunque al mismo tiempo pidió que no se criminalice a las mujeres que lo cometen y reclamó que el estado les ayude para no tener que tomar esa decisión.

(InfoBae/InfoCatólica) «No es un tema que se debata en la Provincia, aunque creo que debería haber libertad de conciencia en cada partido. Cada diputada o senadora debe votar de acuerdo con su conciencia», dijo la mandataria, en diálogo con la periodista Cristina Pérez en radio Mitre.

La dirigente de Cambiemos señaló que la problemática va más allá de la legalización de esta práctica. «Ninguna mujer va contenta a hacerse un aborto. Es traumático y no hay que criminalizarlas. Incluso pensando que hay que despenalizar el aborto, ninguna mujer va contenta a hacerse uno», expresó la funcionaria.

Aun cuando dejó en claro su rechazo, la mandataria provincial explicó qué debería hacer el Estado para luchar contra los abortos que son realizados aún de manera ilegal y en pésimas condiciones sanitarias. «Si sostenés mi posición, desde el Estado tenés que trabajar para que la mujer no llegue a esa decisión. Que las mujeres tengan toda la información que necesitan para decidir el embarazo o no decidirlo», finalizó.

 

Manifestaciones en contra del aborto en 140 localidades de Polonia

SE NECESITAN CIEN MIL FIRMAS PARA PEDIR LA PROHIBICIÓN TOTAL

Miles de personas protestaron este domingo contra el interrupción voluntaria del embarazo en marchas organizadas en 140 ciudades de Polonia, un país que, a pesar ser uno de los Estados europeos con más restricciones para el aborto, se plantea su prohibición total. Las manifestaciones recorrieron las calles polacas bajo el lema «Una vida no tiene precio» y exigen la protección de la vida humana desde el momento de la concepción.

(Actuall)Las movilizaciones también buscan recoger firmas para llevar al Parlamento polaco una propuesta ciudadana para modificar la ley de 1993 y lograr la prohibición del aborto en todos sus supuestos.

Esta iniciativa, que requiere 100.000 firmas para ser registrada y debatida, cuenta con la simpatía de la primera ministra polaca, Beata Szydlo, quien ha dicho que «a nivel personal» es partidaria de impedir la interrupción del embarazo en todos los supuestos.

1.000 polacas abortan cada año

En las últimas semanas han tenido lugar en Varsovia varias protestas de colectivos proabortistas, que han exigido al Ejecutivo que no se modifique la actual legislación.

Durante la etapa comunista el aborto era prácticamente libre en Polonia, mientras que la ley vigente lo permite dentro de las 25 primeras semanas de gestación en sólo tres supuestos: violación, riesgo para la vida de la madre y graves malformaciones del feto.

Aún así, no siempre que se cumplen estos supuestos se llega a practicar el aborto, ya que en ocasiones los médicos se niegan a ello o intentan que las mujeres de que no aborten.

Los datos oficiales sobre el número de abortos indican que alrededor de 1.000 polacas abortan cada año, aunque organizaciones independientes como la Federación para la Mujer y Planificación Familiar estiman que la cifra real puede ascender a 150.000.

Un sondeo del instituto OBCS hecho público el pasado miércoles revela que un 84 % de los polacos está a favor de permitir el aborto si la vida de una mujer está en peligro por la gestación, mientras que un 76 % apoya la medida si la salud de la madre está en riesgo, y el 74 % en los supuestos de violación.

Sin embargo, el presidente de «Fundacja PRO», la organización que recoge firmas para llevar la prohibición del aborto del embarazo al Parlamento, sostiene que la mayoría de la sociedad polaca se opone al aborto.

En declaraciones a Efe el pasado abril, el presidente de esta fundación, Mariusz Dzierzawski, recordaba que una encuesta también elaborada por el instituto OBCS en marzo de este año señala que un 66 % de los polacos cree que «independientemente de las circunstancias, la vida humana debe ser protegida desde la concepción hasta la muerte natural».

Cuarenta y cuatro ciudades colombianas celebrarán una Marcha por el derecho a la Vida y la Familia

«10 AÑOS UNIDOS POR LA VIDA»

El próximo sábado, 7 de mayo, miles de colombianos de 44 ciudades participarán en la décima edición de la Marcha por el derecho a la Vida y a la Familia, bajo el lema «10 años Unidos por la Vida».

(ACI Prensa) En un comunicado remitido a ACI Prensa, los organizadores del evento –la plataforma Unidos por la Vida– recordaron que «han pasado 10 años desde que la Corte Constitucional eliminó la protección a los colombianos más débiles: los bebés por nacer».

En efecto, en 2006 la Corte Constitucional de Colombia despenalizó el aborto en el país para casos de violación, riesgo de vida de la madre y malformaciones congénitas del no nacido.

En abril de este año, al criticar que la Corte Constitucional aprobara el mal llamado «matrimonio» gay, el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, lamentó que «hoy la vida no es inviolable, como lo contemplaba la Constitución del 91, el matrimonio no es matrimonio y la familia no es familia».

Sin embargo, los organizadores de la marcha subrayaron que «a pesar del paso del tiempo y de los esfuerzos para imponer en nuestra sociedad una cultura dispuesta a sacrificar la vida de los más débiles y vulnerables, la sociedad colombiana se resiste y proclama que la vida debe respetarse y defenderse desde el vientre materno hasta su muerte natural».

También denunciaron diversos incumplimientos a la sentencia de la Corte Constitucional, quefacilitan que actualmente «una madre sea presionada para abortar al hijo que espera», en lugar de recibir «ayuda psicológica, médica y económica del gobierno».

La mujer colombiana, lamentaron, actualmente «puede ser amenazada, engañada o abandonada a su suerte, evidenciando una realidad: el dar a luz es hoy más amargo y solitario para las mujeres vulnerables».

El Estado promueve el aborto

El Estado «se ha volcado a promover el aborto», criticaron, y el ministerio de Salud ha generado una política que obliga a todo el personal de salud del país «a realizar abortos aún en contra de su conciencia».

«Es una realidad que no se está garantizando el derecho humano básico y fundamental a la objeción de conciencia. Además, para las mujeres valientes que perseveran en el amor y el respeto por su hijo, el Estado no ofrece apoyo ni acompañamiento».

«¡No queremos un colombiano más abortado, eliminado violentamente sin ninguna oportunidad, no queremos que nuestras mujeres se sientan solas o abandonadas, ni familias destruidas!, demandaron.

En Bogotá, la concentración comenzará a las 10:00 a.m. en la Torre Colpatria, mientras que en Medellín en la Calle Caracas (Calle 54) a las 4:00 p.m.

Para más información sobre los lugares de concentración y horarios en las 44 ciudades colombianas, puede ingresar al Facebook de Unidos por la Vida.

 

México: las mujeres que aborten alegando haber sido violadas no deberán denunciar ni probar la violación

BASTA CON SU PALABRA

Las mujeres adultas y menores de edad que digan estar embarazadas producto de una violación, podrán abortar en cualquier institución de salud de México sin tener que presentar un dictamen o denuncia ante el Ministerio Público que pruebe el abuso sexual.

(Zocalo) El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la SSA, Pablo Antonio Kuri Morales, ha cambiado la norma que autorizaba el aborto legal «en caso de embarazo por violación, y previa autorización de la autoridad competente, en los términos de la autoridad aplicable».

Ahora dice que en caso de embarazo por violación, las instituciones públicas de salud deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo permitidos por la ley, «previa solicitud por escrito bajo protesta de decir la verdad de la persona afectada, de que dicho embarazo es producto de violación».

Es decir, que con el simple hecho de que una mujer asegure y firme un documento diciendo que está embarazada debido a haber sufrido un ataque sexual, puede acceder a la práctica del aborto, de acuerdo con lo que marca la ley, sin que ninguna autoridad judicial o médica lo corrobore.

«El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazono estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe», señala la adhesión hecha a dicho apartado.

El mismo caso es aplicable cuando se trate de menores de 12 años, que en ese caso, serán los padres o tutores quienes firmarán dicho documento.

Jesús Magaña asegura que el aborto y la eutanasia están «rompiendo de punta a punta» a la población colombiana

DIRECTOR DE LA PLATAFORMA UNIDOS POR LA VIDA

El movimiento provida de Colombia sale por décimo año consecutivo a la calle para afrontar la despenalización del aborto y de la eutanasia en el país. Su organizador ha sido entrevistado por Actuall.

(Juliana Ibarra/Actuall) Hace diez años, la Corte Constitucional colombiana despenalizó el aborto en el país con la norma C-355 de 10 de mayo del 2006. Desde entonces abortar es legal cuando hay casos de violación, riesgo de vida para la madre o malformaciones en el feto de las calificadas «incompatibles» con la vida.

Para analizar cómo ha evolucionado esta práctica en el país y los desafíos que tiene el movimiento provida en Colombia, Actuall conversó con Jesús Magaña, director de la plataforma Unidos por la Vida, que agrupa a todos los movimientos profamilia de Colombia.

¿Cómo ha evolucionado la situación de aborto en Colombia en estos 10 años de despenalización?

Ha habido un desafortunado esfuerzo del lobby de la cultura muerte para generar un cambio cultural desde lo jurídico para defender la cultura de muerte. Sin embargo, no se ha logrado lo que ellos querían, que era una despenalización total. Pero en esos tres casos que la Corte ha despenalizado se han logrado realizar muchos abortos, especialmente usando el supuesto de riesgo de salud de la madre.

¿Por qué en este supuesto?

Porque han definido que la salud es tan amplia como el estado de sensación agradable, placentera, en la parte física, mental y social. Así que si una mujer siente algún tipo de angustia durante su embarazo se considera que se ve afecta su salud y por lo tanto hay supuesto de aborto.

¿Cuántos abortos se están realizando en Colombia anualmente de manera legal?

Tenemos un problema gravísimo de estadística. El Ministerio de Salud no está llevando estadísticas serias. Las últimas son del año 2009, donde se habla de 900 abortos legales entre 2006 y 2009. Si lo proyectáramos, estaríamos hablando de unos 3.000 o 4.000 abortos legalmente registrados. En términos reales podríamos estimar unos 40.000 abortos al año bajo los tres supuestos despenalizados.

¿Esto incluye el uso de métodos no quirúrgicos?

No, ahí no se cuenta el gran crecimiento que está teniendo el aborto químico, a través del misoprostol. En teoría, se vende con receta médica, pero en la realidad se ofrece sin ningún control. El aborto está evolucionando al aborto químico con la píldora del día después o con el misoprostol.

¿Cómo ha cambiado el apoyo del Gobierno al aborto en este tiempo?

El Gobierno sigue disposiciones emanadas de la Organización Mundial de la Salud y promovidas en el país por organizaciones que se agrupan alrededor de la IPPF (International Planned Parenthood Federation), que en Colombia toma el nombre de Profamilia. Están logrando que la gente no solo compre esos anticonceptivos sino que el Gobierno lo financie a través del sistema de salud.

¿Cómo ha afectado dicho apoyo la demografía en el país?

Es una política suicida porque ya estamos entrando en el invierno demográfico. El Departamento Nacional de Estadística ha dicho que el índice de fertilidad de la mujer está alrededor de 1.9 hijos. La norma demográfica establece que para que un país se mantenga estable debe haber 2.2 hijos por mujer fértil.

¿Esto haría de Colombia un país de viejos?

Sí, ya hay grandes preocupaciones alrededor del crecimiento de la población adulta, mayor de 65 años, pues no existen las condiciones para atender a esa población. Por eso se entiende que la Corte Constitucional haya aprobado la eutanasia y ordene que se administre en el sistema de salud. Están rompiendo la población por punta y punta.

¿Hacia dónde se dirigen los esfuerzos del lobby pro-aborto?

Lo que se está buscando por parte del lobby abortista es que exista una legalización del aborto. En este momento en Colombia el aborto sigue siendo un crimen que no se penaliza en tres supuestos, no un derecho humano. El objetivo de estas iniciativas es que haya una legalización, lo que sería un paso gravísimo.

Antes de finalizar su periodo, el fiscal Eduardo Montealegre presentó un proyecto de Ley que busca despenalizar el aborto hasta los primeros seis meses de gestación. ¿Cree que prosperará?

La propuesta del fiscal es una ley no de aborto sino de infanticidio, porque un bebé a los seis meses de gestación ya es viable. Es una propuesta rabiosa, agresiva y violenta contra la mujer y los niños por nacer.

Sin embargo, no creemos que tenga posibilidad de prosperar en este período legislativo, pero es un anuncio de hacia donde van las cosas.

Desde el movimiento Unidos por la Vida están convocando a la décima Marcha por la Vida. ¿Qué buscan con la iniciativa?

Esta es la 10ª edición convocada por Unidos por la Vida. La gente sale a la calle a marchar para decirle a la Corte que se equivocó y que los que queremos los derechos humanos y defendemos la vida estamos llamados a triunfar.

La primera marcha se hizo con la asistencia de 500 personas en Bogotá, la novena se hizo en 32 ciudades con unas 135.000 personas exigiendo el respeto de la Constitución y la defensa de la vida en los fallos de la Corte.

¿Cómo será esta décima versión?

Se está hablando de una marcha en paralelo en las 32 ciudades capitales y algunas ciudades intermedias. Saldrán el sábado 7 de mayo en diferentes horas del día. Hemos contado con el apoyo de artistas, de obispos y de muchas organizaciones laicas que se reúnen en defensa de la vida, de los bebés y de la mujer. Será una fiesta por la vida, en la que haremos un flashmob, entre otras cosas.

¿Dónde se puede encontrar información del evento?

En la página de Facebook igual que en la web de Unidos por la Vida, donde se actualizan constantemente las noticias y novedades sobre la marcha. Además, se encuentran los materiales de promoción y la inscripción de voluntarios y coordinadores.

 

Europa: Al bebé que sobrevive a un aborto provocado se le mata o se le abandona en su agonía

INFANTICIDIO NEONATAL EN EL VIEJO CONTINENTE

«La muerte provocada de los recién nacidos que sobreviven a un aborto tardío conforma una realidad terrible en Europa». Paradójicamente, en el viejo continente «el infanticidio neonatal es una realidad tan poco abordada como cruel». Es la denuncia formulada por prestigiosos expertos que han participado en la Conferencia Aspectos Médicos, Legales y Éticos del Infanticidio Neonatal en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, a iniciativa del grupo de trabajo sobre Bioética y Dignidad Humana del Partido Popular Europeo (PPE) y la Red Europea Ideas.

(Cristina Castro/Actuall) Durante la conferencia, los oradores invitados han tenido la oportunidad de detallar los hechos que definen a esta inhumana práctica y sus consecuencias legales y psicológicas, apelando a la defensa de los derechos humanos.

En este sentido, los doctores en Derecho Grégor Puppinck, director del Centro Europeo para la Ley y la Justicia (ECLJ por sus siglas en inglés) y la prestigiosa abogada ante la Corte de Estrasburgo, Claire de La Hougue, han expuesto a los parlamentarios su investigación sobre estos aspectos encubiertos por el aborto y que abordan en su artículo Niños sobrevivientes al aborto y al infanticidio en Europa, publicado recientemente en la Revista General de Derecho Médico de Francia (BNDS).

Fruto del permisivismo legal al aborto, el siguiente paso –cabía esperarlo- es el infanticidio neonatal. Así lo expone a Actuall el director del European Center for Law and Justicie (ECLJ), Gregor Puppinck: «De hecho, en muchos países europeos se permite el aborto tras la semana 20 del embarazo, desentendiéndose de la evidencia científica que muestra cómo, ya desde las semanas 20-22, el bebé es capaz de respirar y sobrevivir fuera del vientre de su madre».

«Siendo desde el primer momento la única intención la de acabar con la vida del no nacido, cuando los médicos y las enfermeras que perpetran el aborto se enfrentan a la situación de un bebé que sobrevive a esta práctica, por lo general le perpetran una eutanasia, o simplemente le abandonan en su agonía hasta que muere, sin procurarle ningún cuidado», manifiesta el prestigioso jurista.

La denuncia expuesta a los europarlamentarios se apoya en los hechos, testimonios y análisis jurídicos incluidos en el contundente estudio académico que ambos expertos del ECLJ presentaron ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el pasado mes de julio, para exigir medidas que ayuden a acabar con tan perversa praxis (ver aquí en inglés). Una petición que se encuentra respaldada por más de 225.000 ciudadanos, a través de una campaña de firmas en la plataforma CitizenGO.

Testimonios de los infanticidios postaborto

Los representantes del ELCJ han mostrado además a los parlamentarios europeos diversos vídeos con testimonios de los propios médicos y parteras sobre su participación, de diferentes modos, en los infanticidios de los bebés prematuros o sobrevivientes al aborto tardío; testigos que, conscientes de la realidad y la tragedia de estos abortos, han decidido rectificar y dar un paso adelante para acabar con esta tragedia.

«Gracias a la valentía de estos profesionales de la Medicina, esperamos que los miembros del Parlamento Europeo adopten una decisión sobre esta cuestión crucial», demanda Puppinck.

En este sentido, el ECLJ reclama a la Eurocámara tres medidas claves y urgentes, que resume así su director: «Investigar la situación de los niños nacidos vivos durante un aborto; reafirmar que todos los seres humanos nacidos vivos tienen el mismo derecho a la vida y al necesario y apropiado cuidado de su salud, sin discriminación por las circunstancias de su nacimiento; y recomendar a los Estados miembros que reconsideren en su legislación sobre el aborto lo referente al umbral de viabilidad de los seres humanos no nacidos».

 

Rebecca Kiessling a Bachelet: «¡Castigue a los violadores, no a los bebés!»

REBECCA FUE CONCEBIDA EN UNA VIOLACIÓN

Rebecca Kiessling, quien fue concebida en una violación y salvada del aborto, escribe una carta pública en la cual argumenta contra toda ley de aborto, pidiendo a la presidenta chilena Michelle Bachelet que «¡castigue a los violadores, no a los bebés!».

(PortaLuz) El pasado 17 de marzo la presidenta chilena Michele Bachelet lograba el respaldo de la Cámara de Diputados a su proyecto de ley que permitiría el aborto en tres causales. Un primer triunfo a la espera de que en algunos meses más el Senado ratifique o no el respaldo al proyecto, que busca ser ley.

En días posteriores se han visto diversas expresiones de apoyo y rechazo a lo sucedido en el Parlamento; provenientes de organizaciones, políticos, representantes de Iglesia, ciudadanos que se han manifestado en la vía pública y líderes de opinión, tanto en Chile como en el extranjero.

El día 18 de marzo, desde el portal del movimiento Save The One (y su versión en español Salvar el 1) su presidenta, Rebecca Kiessling, una abogado norteamericana sobreviviente del aborto, quien fue concebida en una violación, emplazó con dureza a la presidenta chilena Bachelet, defendiendo a las potenciales víctimas que en Chile podrían ser abortadas al amparo del referido proyecto de ley.

Extracto del texto de Kiessling a la presidenta Bachelet (completo en inglés)

…En Chile el aborto fue abolido en 1989, pero ahora, con una Presidente agresivamente pro-aborto, Michelle Bachelet, Chile se enfrenta a lo impensable: una cultura de la muerteque se alimenta de los niños inocentes en el vientre materno.

Como alguien que fue concebida en una violación, tomo este ataque a mi grupo de forma muy personal. Algunos pueden decir: «No es nada contra ti, personalmente» o «No se trata de Ti Rebecca». Bueno, fácil para ti decirlo porque esto Sí me afecta personalmente: junto con los cientos de personas de mi organización global, Save The 1 (Salvar El 1 en español), que también fueron concebidos por violación y los cientos de madres embarazadas por violación…

Nací sólo 4 años antes de que el aborto fuera legalizado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos… Mi madre biológica de hecho fue a dos aborteros ilegales y yo casi fui abortada, pero ella desistió porque era ilegal, y porque tuvo miedo por su propia seguridad. Cuando nos conocimos yo tenía 19 años y me contó cómo fue secuestrada a punta de cuchillo por un violador en serie; y a pesar de que ella estaba muy feliz de conocerme, me dijo que ella me habría abortado si hubiera sido legal. ¡Yo, literalmente, le debo mi nacimiento a la ley que estuvo ahí para protegerme!

Siento que mi vida fue rescatada de un edificio en llamas, y como tengo la oportunidad de volver y salvar a otros, ¡voy a hacerlo! Lo más egoísta que podría hacer sería sentarme y decir, «Oh, bueno, al menos mi vida fue salvada». ¿Y otros no? No puedo hacer eso, ¿Puedes tú? Estoy viva gracias a que otros estuvieron dispuestos a protegerme porque reconocieron que cada vida importa y que valía la pena salvar la mía.

(Yo) No merecía la pena de muerte por los delitos de mi padre biológico. Es absolutamente bárbaro castigar a un niño inocente por el crimen de otra persona. ¿Qué tipo de sistema de justicia hace eso? Y, además, hay tan poca justicia para las víctimas de violación. Cada vez que un niño concebido en una violación es abortado, encubres el crimen, destruyes la evidencia y permites que violadores, pederastas y traficantes de sexo continúen explotando mujeres.

Presidenta Bachelet, yo le digo a usted: ¡Castigue a los violadores, no a los bebés! Por toda su retórica de que supuestamente le importan las víctimas de violación, ¿dónde (está) su postura sobre el castigo al violador? ¿Merece la pena de muerte? Usted dice que se preocupa por las mujeres, bueno, ¡yo soy una mujer! Ahora dígame, ¡¿De qué sirven mis derechos como mujer, si no tengo mi derecho a la vida?! No puede responder esta pregunta, porque todos los demás derechos carecen de valor si no se tiene derecho a la vida.

Co-fundé Esperanza Después de la Concepción por Violación, usando mi experiencia como abogado de familia para crear un modelo de legislación y para declarar ante los órganos legislativos buscando aprobar leyes para proteger a madres sobrevivientes de violación evitando que el violador obtenga derechos parentales. Estamos sacando nuestro modelo legislativo – La Ley de Protección del Niño Sobreviviente de Violación – aprobada por todos los Estados Unidos, e incluso en el Congreso, usando «pruebas claras y convincentes», para poner fin a los derechos parentales de los violadores. Sugiero que cualquier persona a la que realmente le importen las víctimas de violación embarazadas: centre sus esfuerzos en algo positivo para ellas y sus hijos en vez de tratar de castigar al niño inocente, dejando a la víctima de la violación vulnerable al violador.

Las mujeres que abortan después de una violación mayoritariamente expresan que el aborto es mucho más difícil de superar de lo que es la violación. El aborto es sólo más violencia en su vientre después de que ya ha sido traumatizado. Después del aborto, ella tiene que lidiar sólo con lo que se hizo con ella, ahora tiene que sufrir con lo que ella sabe que le hizo a su propio hijo.

Los estudios aquí en los Estados Unidos han demostrado que una víctima de violación tiene cuatro veces más probabilidades de morir durante el año siguiente después de haber sido violada. Tienen una tasa de homicidios más alta debido a que el aborto a menudo ayuda a perpetuar una relación abusiva. También tienen una mayor tasa de suicidio, sobredosis de drogas, depresión, violencia doméstica y así sucesivamente. El Dr. David Reardon del Instituto Elliott escribió un libro llamado Víctimas y Vencedores que cita gran parte de esta investigación. Así que si realmente te importa una víctima de violación embarazada, debes querer protegerla del violador, y del aborto – ¡y No del bebé! El bebé no es el enemigo terrible, y me molesta que lo muestren como tal. Un bebé no es lo peor que le puede pasar a una víctima de violación… un aborto lo es.

Sólo ten en cuenta que en cada vez que apuntas a un grupo de personas para su destrucción como la Presidente Bachelet lo está haciendo en Chile, estás enviando un mensaje a cada niño nacido – y a todas las madres criando a ese hijo – que su niño vale menos que todos los demás en su sociedad… La presidenta Michelle Bachelet ha puesto en la mira – el blanco – la vida de cada niño inocente concebido en una violación o que tiene un diagnóstico de «anomalía fetal grave», muchos de los cuales, de hecho, terminan por no ser fatal. ¡Presidente Bachelet, no lo haga, baje sus armas y deje de atacar a mi gente! No inicie una temporada de caza abierta de las personas como yo. Mi vida importa exactamente lo mismo que la suya.

Hoy en día, mi madre biológica y yo estamos agradecidas de haber sido salvadas del horror del aborto. Ella dice que soy una bendición para ella. Yo la honro y traigo su sanación. Para mi cumpleaños hace dos años y medio, mi madre biológica me llamó para desearme feliz cumpleaños y para decirme que mi abuela murió. Nací en el aniversario de mi abuela, y ella murió en mi cumpleaños. Mi madre biológica y yo tuvimos una larga conversación de corazón a corazón. Al final de nuestra llamada telefónica, estábamos a punto de colgar y ella me detuvo y entre lágrimas me dijo: «¡Rebecca, Rebecca! Sólo quiero decirte que estoy muy feliz de haberte tenido». ¡Ese fue el mejor regalo de cumpleaños de mi vida! No destruyan la esperanza y la belleza que tiene un niño y lo que el futuro le depara.

Rebecca Kiessling, abogada, presidenta de Save The 1

www.savethe1.com

www.salvarel1.com

www.rebeccakiessling.com

www.hopeafterrapeexception.org

www.embryodefense.org

Atacan a famoso actor de Batman v Superman por afirmar que el aborto daña a la mujer

LONDRES, 30 Mar. 16 / 10:02 am (ACI).- El actor británico ganador del Oscar Jeremy Irons ha sido víctima de una ola de ataques mediáticos luego de reconocer que “el aborto daña a una mujer” y agradecer a laIglesia Católica por considerarlo un pecado, en una entrevista con eldiario inglés The Guardian.

Cd2XhIbXIAA3pvHJeremy Irons –que encarna al mayordomo Alfred en la más reciente entrega de los héroes de DC Comics Batman v Superman– es conocido por su participación como Aramis en “El Hombre de la Máscara de Hierro”, dar voz al león Scar en “El Rey León”, encarnar a Simon Gruber en “Duro de Matar 3” y al P. Gabriel en “La Misión”.

También ha encarnado roles controversiales como Humbert Humbert, en la versión para el cine de “Lolita” y el de Rodrigo Borgia en la serie “Los Borgias”.

En la entrevista publicada el 24 de marzo, Jeremy Irons indicó que si bien cree “que debe permitírsele a las mujeres tomar la decisión” sobre si abortar o no, “también pienso que la Iglesia está en lo correcto al decir que es un pecado”.

Porque el pecado es un acto que nos hace daño. Mentir nos hace daño. El aborto daña a una mujer, es un grave ataque mental, y físico a veces”, explicó.

En pasadas entrevistas, Irons ha señalado que su esposa y sus dos hijos son católicos. Él, sin embargo, solo ocasionalmente asiste a los servicios religiosos.

Aún así, el premiado actor manifestó que “gracias a Dios que la Iglesia Católica dice que no lo permitiremos (el aborto), porque de otra forma nadie diría que es un pecado”.

Para la revista Marie Claire, premiada en 2008 por la multinacional del aborto Planned Parenthood Federation of America, las declaraciones de Irons “no son solo altamente irresponsables, no pueden estar más alejadas de la verdad”.

Para la revista femenina, el aborto “es un procedimiento seguro, y en muchos casos puede salvar una vida”.

A su turno, la periodista Madeleine Davies del sitio web Jezebel.com –del grupo Gawker Media, que afronta un proceso judicial en Estados Unidos por difundir un video sexual del ex luchador Hulk Hoogan– calificó a Irons de “estúpido saco de pedo”.

En su entrevista con The Guardian, el actor británico también destacó la importancia de los valores cristianos en el matrimonio.

Nuestra sociedad está basada en una estructura cristiana”, dijo, y advirtió que “si quitas esos valores religiosos, entonces todo vale y se volverá terrible, y usualmente te metes en problemas”.

“El adulterio podría ser muy bonito, pero finalmente nos daña seriamente. Y daña seriamente la estructura de la sociedad”.

Irons subrayó que “sí, puedes estar enamorado y criar una familiamaravillosamente sin estar casado, pero realmente el matrimonio nos da una fuerza, porque es muy difícil salirse, y por eso nos hace luchar más por mantenerlo unido”.

“Si el divorcio se vuelve demasiado fácil –lo que casi ha pasado– entonces no tenemos ese respaldo. Porque para todos, las relaciones son difíciles”, añadió.

El doctor Anthony Levatino vivía un conflicto moral con algunas técnicas abortiva
thumbEl doctor Anthony Levatino comenzó a realizar abortos en 1977 en el estado de Nueva York, como parte de su formación en Obstetricia. Tras licenciarse en 1980 continuó practicando abortos, primero en Florida y después en Nueva York.

Ha practicado 1.200 abortos. Por entonces era partidario de los “derechos de la mujer”, aunque reconoce que a veces le pesaba en la conciencia realizar ciertos tipos de aborto. 

La muerte de su hija le ayudó a abrir los ojos ante las atrocidades que había cometido. Ahora ha cambiado su forma de pensar y se arrepiente.

En el testimonio que el doctor ofreció para el portal Pro Life Action, cuenta que eliminó a bebés hasta de 24 semanas mediante técnica de envenenamiento por solución salina u otros métodos más terribles como el que se esconde bajo las siglas “D y E” (dilatar el cérvix y extraer al bebé hecho trozos).

Sé que he hecho cientos de procedimientos… con las pinzas en la mano, introduciéndome en el útero de alguien y arrancando a un bebé”, dice con arrepentimiento.

Practicar abortos sale rentable
¿Por qué los médicos realizan abortos?, se pregunta Anthony. Sin dudarlo reconoce que “en primer lugar lo hacen por dinero y aplastando la propia conciencia bajo un discurso que desconoce los derechos del no nacido, su calidad de ser humano desde el momento de la concepción“.

“Es rentable, sí, ¡hay mucho dinero en esto! Obtienes mucho dinero haciendo abortos… He escuchado muchas veces a otros obstetras decir: Bueno, yo no soy realmente pro aborto,estoy a favor de la mujer“, dice.

“¿Cuántas veces hemos escuchado esto?… Que de alguna manera la destrucción de una vida es para apoyar a la mujer. Una gran cantidad de ginecólogos usan esa justificación para sí mismos. Yo solía hacerlo. No es difícil convencerse de ello. Durante mi residencia de obstetricia (formación en la especialidad), al menos una o dos veces a la semana me correspondía hacer hasta seis abortos en una mañana usando la técnica de aspirado conocida como D & C”, recuerda.

Este es un procedimiento también conocido como de “succión y curetaje”. Dilatan la cérvix de la madre hasta que está lo suficientemente ancha como para introducir una cánula en su útero. La cánula es un tubo plástico hueco que se conecta a un tipo de bomba al vacío mediante una manguera flexible.

Quien está realizando el aborto desplaza la punta de la cánula por la superficie del útero causando que el bebé se despegue y sea absorbido por la bomba, ya sea completo o en pedazos. El líquido amniótico y la placenta se extraen de igual modo por ese tubo. Cualquier parte que haya quedado en el interior de la madre es raspada del útero por un instrumento llamado cureta.

Después de esto, se le da otra pasada al útero con la máquina que succiona, para asegurarse de que ninguna parte de la criatura quedó dentro de la madre.

Remordimiento de conciencia
Al realizar estos procedimientos “tuve algunas complicaciones, como todo el mundo. Úteros perforados, sangrados, infección… Sólo Dios sabe cuántas de esas mujeres son ahora estériles”, reconoce el profesional.

Levatino recuerda que ya en su período de formación le causaba conflicto realizar las prácticas abortivas mediante solución salina.

En especial vivía “un conflicto tremendo”, dice, al practicar la técnica de inyectar una solución salina a la madre. “Veías nacer un bebé entero (muerto por envenenamiento y buena parte de su cuerpo quemado)… y a veces estaban vivos. Era algo aterrador que me revolvía el estómago y afectaba mi vida…

La contradicción interior era brutal, pues desde hacía algún tiempo el doctor Levatino y su esposa habían descubierto que eran infértiles. Llevaban dos años asados y anhelaban ser padres. “Empezamos a buscar desesperadamente un bebé para adoptar, cuando yo estaba tirando a la basura a razón de nueve o diez bebés a la semana…”

Es un ser humano
Normalmente la práctica profesional de un obstetra incluye ayudar y acompañar a las personas que desean ser padres. Una máquina de ecografía es una herramienta habitual, de la cual se sirven para esa tarea que busca el cuidado de la salud de la madre y del ser humano que se va gestando en su vientre.

Levantino tiene la certeza de que “no es un mero ´producto´ lo que habita en el vientre de una madre“.

Como médico sabes que son niños; que se trata de seres humanos con brazos, piernas, cabeza y que se mueven, son muy activos… Cada vez que escaneas hacia abajo en el útero de alguien lo reafirmas. ¡Porque ves los niños allí, corazones palpitantes, brazos alzándose! No hay mejor noticia para mí que mostrar un latido del corazón y decir: Su bebé está bien. Como ginecólogo lo haces continuamente… Y entonces, una hora más tarde, cambias tu ropa, entras en una sala de operaciones y haces un aborto. Si tienes algo de corazón, te afecta”.

Ser padre le hizo recapacitar
Finalmente y después de pasar por varias agencias de adopción sin éxito, Levatino y su esposa decidieron contactar personalmente a los 45 obstetras de la ciudad confiando en que alguno de ellos tuviera información de “un bebé disponible para adopción privada”.

Tras cuatro meses de espera, la estrategia dio resultado. “Un día recibimos una llamada, nunca olvidaré ese día. Tres días después habíamos adoptado una saludable niña pequeña. Estábamos felices. La llamamos Heather”.

Tras graduarse, Anthony se asoció con un ginecólogo que era conocido por su habilidad en la técnica de abortos “D&E”,  que extrae los bebés a trozos. El negocio crecía y en paralelo la familia también, pues contra todo pronóstico la esposa quedó embarazada y nació un hijo.

Anthony no estaba cómodo con su trabajo, pero necesitaba el dinero -se dijo a si mismo-, y así permaneció en ese negocio oscuro los años siguientes…

Una muerte que vale por todas las demás
Fueron alrededor de 1200 los abortos en cinco años que realizó el médico obstetra Anthony Levatino. Pero hubo un hecho en su vida que lo cambió todo: la muerte de Heather.

La vida parecía idílica para Anthony y su esposa. La desgracia ocurrió el 23 de junio de 1984. “Tenía turno ese día, pero estaba aún en casa con algunos amigos antes de partir”, cuenta el médico.

Los hijos de todos ellos jugaban en el fondo del patio. “A las 7:25 de la noche, oímos el chirrido de los frenos enfrente de la casa.

Corrimos fuera y Heather yacía en la carretera. Hicimos todo lo que pudimos, pero ella murió. Cuando pierdes un hijo, tu hijo, la vida es muy diferente. Todo cambia. De repente, la idea que tenías de la vida de una persona se vuelve muy real. No es un curso de embriología más. No es sólo un par de cientos de dólares. Es la cosa real. Es a tu hija a quien entierras”…

Después de ver morir y enterrar a su hija de seis años, sólo pensar en tomar las armas para eliminar vidas humanas era una tortura para este ginecólogo. “Yo perdí a mi hija, alguien precioso para mí, y ahora iba a tomar al hijo de alguien destrozándolo, desgarrándolo desde su vientre. Estaría matando al hijo de alguien. Me empecé a sentir como un asesino a sueldo. Eso es exactamente lo que era…”

A partir de este momento, Anthony abandonó toda práctica de aborto y desde el fallecimiento de Heather comenzó a dar su testimonio en defensa de la vida en diversos medios de comunicación y conferencias públicas que están disponibles online y en sitios web como Pro Life Action League, Priests For Life, Life News y Portaluz.

(A continuación se ofrece un vídeo del Dr. Anthony Levantino en el que explica cómo realizaba los abortos y da testimonio como pro-vida)