Tag Archives: Eutanasia

Aplican la eutanasia en Holanda a una joven con problemas psicológicos que fue abusada sexualmente de niña

TENÍA SOLO 20 AÑOS

Primer caso de aplicación de la eutanasia en Holanda por problemas psicológicos y no físicos. Una joven de 20 años ha conseguido acabar con su vida mediante la inyección letal al considerar que no podría recuperarse del daño psicológico ocasionado por los abusos sexuales que sufrió en su niñez. El año pasado se dieron 56 casos de eutanasia en el país europeo por padecer trastornos psiquiátricos, que son el 1% del total de 5.516 casos de personas que acabaron así sus vidas de forma legal.

(Agencias) La mujer, que había sufrido abusos sexuales durante la infancia, padecía estrés post-traumático, anorexia severa, depresión crónica, tendencias suicidas y alucinaciones. A pesar de recibir terapia psiquiátrica, nunca consiguió recuperarse.

Según publica el Daily Mail los doctores que la trataban dieron su visto bueno a que se le permitiera cumplir su deseo de morir.

Un total de 5.516 personas solicitaron y recibieron la muerte asistida en Holanda en 2015. Cincuenta y seis de ellas padecían trastornos psiquiátricos que les producían un «sufrimiento inaguantable», según los datos analizados este sábado en la última jornada de un congreso internacional sobre la eutanasia en Ámsterdam.

La mayoría lo solicita por padecer cáncer

De esas 5.516 eutanasias practicadas en 2015 en Holanda, el 72,5 % fueron solicitadas por una simple razón: el paciente padecía cáncer. Muy por detrás quedaron otros motivos como el trastorno del sistema nervioso (5,6 %), las enfermedades cardiovasculares (4,2 %) y las enfermedades pulmonares (4 %).

No obstante, el año pasado también hubo 56 casos de eutanasia aprobadas a pacientes con trastornos psiquiátricos, una cifra «que no es preocupante, ya que solo representa el 1 % de los casos», según ha explicado en su conferencia el profesor de Derecho de la Universidad de Ámsterdam y ponente del congreso «Eutanasia 2016», Johan Legemaate.

No obstante, el aumento es notable si se compara con las cifras de 2008, cuando sólo hubo dos casos por trastornos psiquiátricos. «¿A qué se debe este cambio?», le preguntaron al profesor desde el público. Se debe «a que los psiquiatras antes eran mucho más reacios. Ahora tienen más en cuenta las solicitudes de sus pacientes. El sufrimiento de una persona con desórdenes mentales también puede ser insoportable», respondió el profesor.

Los requisitos

«Casos como este no significan que estemos pensando en convertir la eutanasia en un derecho. Tenemos muchos debates en Holanda sobre este tema, pero ninguno va en esa dirección», ha explicado a Efe Legemaate.

Para solicitar la eutanasia en Holanda se deben cumplir varios requisitos: ser residente en el país, que el paciente exprese su voluntad de morir, que se constate que sufre un dolor inaguantable y sin esperanzas de mejora, y que todos estos puntos hayan sido constatados por un segundo médico independiente.

Según los datos que expuso Legemaate, el 55 % de las eutanasias solicitadas se llevan a cabo. En el 45 % restante el paciente se echa atrás, los doctores determinan que no se cumplen los criterios médicos necesarios o el solicitante muere antes de que le sea concedido el suicidio asistido. Además, varios comités regionales evalúan a posteriori que no se ha cometido ninguna irregularidad en los procedimientos.

Religiosas enseñan que verdadera “muerte digna” no es suicidio asistido

WASHINGTON D.C., 07 Abr. 15 / 08:25 am (ACI/EWTN Noticias).- Mientras que diversos estados en Estados Unidos consideran legalizar el suicidio asistido, la “muerte con dignidad” aparece como algo claramente distinto para los pacientes al cuidado de las Hermanitas de los Pobres.

En sus 27 años con la orden que cuida de los “ancianos pobres”, laMonjaConAncianaFelices_JamesBaca_ElPuebloCatolico_060415 hermana Constance Veit asegura que ella nunca ha visto u oído a un paciente pidiendo una prescripción letal.

“Pienso que eso es porque están rodeados con una presencia espiritual y humana cariñosa en nuestros hogares”, dijo en una conferencia en la Heritage Foundation (Fundación Herencia) de Estados Unidos.

La hermana Constance fue parte de un reciente panel en Washington D.C., sobre el cuidado respetuoso de los ancianos enfermos. El evento tuvo como título “Vivir la vida al máximo”.

Los cuidados paliativos han captado estuvieron en el centro de la atención a nivel nacional a fines del año pasado, cuando Brittany Maynard, de 29 años, anunció públicamente su decisión de tomar una prescripción letal en vez de sufrir un cáncer terminal.

Al describir su situación, Maynard usó palabras que la hermana Constance asegura nunca haber escuchado de pacientes bajo su cuidado, tales como “dolor prolongado sin sentido” y “sufrimiento y vergüenza prolongada involuntaria”.

“Nunca he escuchado de nuestros residentes usar la palabra ‘vergüenza’ en el contexto de su sufrimiento y muerte”, dijo.

La historia de Maynard captó la atención de muchos y puso sobre la mesa un debate nacional sobre el suicidio médicamente asistido, que ya es legal en algunos estados. El senado del estado de Colorado rechazó un proyecto de ley de suicidio asistido en febrero de este año, pero otros estados están considerando proyectos de ley similares.

El Centro Nacional de Muerte con Dignidad está promoviendo estas leyes alrededor del país.

Críticos aseguran que estas leyes presionarían injustamente a los ancianos y discapacitados para acabar con sus vidas. Tales leyes, advierten, normalizarían el suicidio como una solución a problemas y afectarían el respeto a la vida en la cultura estadounidense.

Cuidando a ancianos en sus días finales, las Hermanitas de los Pobres dicen que un paciente o sus seres queridos pueden experimentar una tremenda cantidad de bien en sus últimos días juntos, que se perderían si decidieran acabar con su vida prematuramente.

Los pacientes de las Hermanitas son cuidados y se les alivia el dolor. Todo lo que se pueda hacer por el paciente enfermo se intenta.

“Diría que la habitación de una persona moribunda casi se convierte en el centro espiritual de nuestra casa en ese punto por esos días, dijo la hermana Constance. “Nuestro hogar es su hogar”.

Las hermanas se aseguran de proveer una “presencia pacífica, llena de oración” para el paciente moribundo, “por tanto tiempo como tome hasta que tengan su tránsito de esta vida a la próxima”.

Y puede ser un tiempo rico de sanación para la familia. La hermana Constance recordó cómo las hermanas mantuvieron una vigilia de ocho días por una mujer moribunda. Aunque ella no estaba consciente, miembros de su familia se reconciliaron uno con el otro durante ese tiempo, y algunos que estuvieron alejados incluso volvieron a la fe.

“Hay mucho para ser compartido, aprendido, y ganado a través de estos intensos momentos, que son apartados de las personas cuando una vida es prematuramente acabada”, dijo.

“La mayoría de los miembros de la familia involucrados con los residentes que fallecen en nuestros hogares lo experimentan como un momento de gracia y algo de belleza”, añadió, “es raro que sientan que fue otra cosa diferente a un momento espiritual y humano muy poderoso”.

Otros miembros del panel expresaron preocupaciones sobre las leyes del suicidio médicamente asistido.

El Dr. Farr A. Curlin, profesor de Humanidades Médicas de Josiah C. Trent en la Escuela de Medicina de la Universidad Duke, dijo que las leyes traerían nuevas y grotescas preguntas al debate nacional.

La gente podría comenzar a preguntar a un paciente enfermo terminal “¿Por qué aún estás vivo?”, dijo. Aquellos pacientes podrían comenzar a sentirse inútiles para la sociedad y “sentirán la presión para salir de escena”.